Un hombre muere al clavarse un arpón mientras se masturbaba en un Burger King

Aunque fue operado de urgencia, nada se pudo hacer por su escroto.

Agapito di Sousa, natural de Sintra, Portugal, y residente en Huelva, fue víctima este pasado sábado de la combinación de sus tres pasiones: la pesca, el sexo y la comida rápida.

Di Sousa, asiduo a Burger King, era trabajador en una pescadería biológica y en el momento de los hechos portaba el arpón que utilizaba para sumergirse al acuario de Huelva en el que aniquilaba pulpos por placer.

Como cada mañana se disponía a degustar de una “Mega Whopper XXL” con final feliz pero, como narra el encargado del restaurante: “No le fue tan bien como siempre. Mientras culminaba su hazaña una compañera le recriminó hacerlo sin haber terminado antes con la hamburguesa. Es política de la casa: si no terminas la caja, no hay paja”.

El portugués, exaltado por la reprimenda accionó accidentalmente el arpón con la mala suerte de apuntar a su escroto. Aunque fue trasladado de urgencia al hospital “Santísima Virgen del Final Feliz” y operado durante 79 horas por profesionales en el área, nada se pudo hacer por su bolsa escrotal, ni por su vida.

La cadena de restaurantes ha comunicado su profundo pesar por la pérdida de uno de sus clientes más fieles. Para que no caiga en el olvido, desde mañana en todos sus restaurantes españoles podrá encontrarse la nueva hamburguesa de pescado Whopper big double eggs by Sousa.

Comenta esta noticia "Un hombre muere al clavarse un arpón mientras se masturbaba en un Burger King"

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*