Encuentran carne de refugiado en las salchichas Oscar Mayer

La empresa confiesa que pese a sus orígenes la calidad de la carne es mucho mayor que la que utilizan de normal

La policía ha detenido esta mañana a los principales dirigentes del grupo de extrema izquierda "Refugees welcome, turning europe into Islam". Este grupo, que luchaba por el derecho al asilo de los emigrantes venidos de Siria e Iraq con recursos suficientes para permitirse la travesía, estaba comerciando con carne humana proveniente de las personas que traían hasta Europa.

"Todo tiene una razón", confiesa Hermann Helmut von Torten, director ejecutivo de la organización, "Tras la llegada masiva de refugiados a Europa, especialmente a Alemania, nos vimos desbordados. Las autoridades se pusieron en nuestra contra y los emigrantes comenzaron a delinquir causando aún más rechazo. Es entonces cuando nos dimos cuenta de nuestro evidente error y decidimos solucionarlo à la tercer Reich. El problema es que se nos acumulaba la basura".

Para liberarse del excedente de cuerpos, el grupo llegó a un acuerdo de venta de "carne de cerdo" a Oscar Mayer, quien no hizo preguntas para beneficiarse así de una gran reducción de costes.

Los consumidores de salchichas Oscar Mayer confiesan que sí se percataron de un cambio en el sabor de la carne ya que "se notaba el nuevo toque de la carne expuesta durante días a la sal marina".

No han sido pocos los dirigentes europeos que han felicitado a los responsables de este genocidio por buscar una solución a la crisis de refugiados que vive el continente. "Estamos encantados con lo que han hecho", confiesa Juncker, "Pero hay que admitir que es un comportamiento reprobable. En sus matanzas y cremaciones no han seguido la directiva de emisión de gases del protocolo de París y tendrán que ser castigados por ello". La multa puede conllevar desde trabajos sociales hasta la friolera de 120€, pasando por la medalla de honor del parlamento europeo.