Última hora: El Gobierno amenaza con expulsar a Cataluña de España si se formaliza la declaración unilateral de independencia

El propio Rajoy se presta a ser la persona encargada de levantar el muro de separación entre Aragón y Cataluña

Mariano Rajoy ha sorprendido esta mañana con un radical y perturbador golpe de efecto dejando anonadados a propios y extraños. En una carta enviada al diario Gara, el Presidente del Gobierno declara estar "tan hasta las narices de los catalanes" que ha decidido expulsarles del país si declaran la DUI.

En la misma carta se refiere en varias ocasiones a Puigdemont en los términos "tronco" y "bro", para acabar de confundirle y, de paso, destacar sus conocimientos avanzados del idioma anglosajón. Un paso muy astuto del Presidente para reforzar sus apoyos internacionales, quienes estaban empezando a dudar de las capacidades del Gobierno español después de probar los calçots y la butifarra.

Pese a la dirección tomada por Rajoy, ciertos sectores del Partido Popular menos radicales declaran que desean un acercamiento al Govern. Según el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos: "Nosotros seguimos dispuestos a negociar si la Generalitat accede a conceder la nacionalidad catalana y no entregar a la justicia española a los políticos que sean acusados de algún caso de corrupción, probablemente infundado. Además de prometerles amnistía fiscal, claro".

Según el ministro no habla de nadie en concreto pero, en sus propias palabras: "Uno nunca sabe cuándo puede estar acusado de esos casos de corrupción que salen de vez en cuando. A mí nunca me ha pasado pero, como dice el refrán: 'nunca digas de esta agua no beberé y este cura no es mi padre'".