Un señor de Badajoz entra en el Libro Guinness de los Récords al tomar las uvas de nochevieja a lo Chiquito de la Calzada

Lo que tenía que haber sido un sentido homenaje "al más grande" va camino de batir todos los registros imaginables

Todo empezó con una apuesta. El individuo, de orígen vasco, fue retado con un "no hay huevos" a convertir la tradición de las uvas en un guiño a Chiquito de la Calzada. Cada ingesta debía venir precedida por una típica expresión del cómico andaluz: "aguan", "apeich", "agromenagüer", "no puedor"... Así hasta llegar a 12. Además, el reto consistía también en finalizar la ingesta de cada uva con movimientos característicos "chiquitistanes". A estas horas, el hombre va por la uva número 8.

En relación a este caso y en declaraciones a Gaceta Global, la tía Toñi ha manifestado que "menos mal que no le ha dado por hacerlo con gajos de mandarina".