Confirmado: Erdogan asisitirá a "Las Vegas Pride", festival gay que se celebra en Octubre

El presidente de Turquía, en una esperada rueda de prensa en Ankara, ha confirmado que dará un discurso pro gay en dicho festival

Por fin se confirma la noticia más esperada por miles de turcos: su presidente, Erdogan, asistirá al festival gay más importante de Nevada (Estados Unidos) para dar un discurso en favor de la libertad e integración de los homosexuales en Turquía en un intento de acercamiento para demostrar a todo occidente y en especial a Angela Merkel, que él también tiene "un lado gay que defender a capa y espada".

Además de dirigirse a miles de homosexuales de todas nacionalidades en el festival gay "Las Vegas Pride", que se celebra del 21 al 23 de Octubre, sus intenciones son también enterrar el hacha de guerra con uno de sus enemigos más antiguos: el teólogo Fethullah Gülen. Según las palabras del presidente turco, este desea poder ofrecerle a Gülen "un consolador de madera de caoba con las siglas R.T.E talladas como regalo, ya que un golpe de estado fingido para meter a todos tus oponentes en la cárcel, controlar todo un país a tu antojo y convertirte en un dictador lo puede cometer cualquiera".

Con este gesto, Erdogan pretende tender la mano a su más acérrimo detractor antes de que se celebren las conversaciones de paz en la cuarta cárcel más peligrosa del mundo, Diyarbarkir.

"Sé que algunos políticos que tengo en contra no comprenden mi extravagante y egocéntrica visión de cómo un presidente debería dirigir un país, pero puedo ofrecer garantías y la más absoluta confianza al señor Gülen para que se sienta como en casa cuando comiencen las próximas negociaciones en Diyarbarkir, donde les aseguro que llegaremos a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Además de canapés, botellas de vino de Ferret Bobet y bailarinas exóticas, dispondremos de varias celdas acondicionadas con jacuzzi y TV por satélite en las cuales mi querido amigo Gülen podrá estar alojado cómodamente las dos noches que durarán los diálogos. De esta forma muestro mis más honestas intenciones de llegar a un acuerdo", afirmó el presidente turco.

Por su parte, el organizador del festival gay más concurrido de Las Vegas, afirma que no puede esperar a que Erdogan "se beba unos mojitos y se pegue unos bailoteos al son de la música House. Eso sí, sin pasarse con el MDMA".