Greta Thunberg, cazada con un kalimotxo en vaso de plástico

Se especula con que esta nueva polémica podría provocar su dimisión como presidenta de nada