Nuevos estudios revelan que la Virgen María no fue embarazada por una paloma sino por un maromo

El error vendría de una traducción errónea del latín 'corumbo' (maromo) que San Apapucio confundió con 'columba' (paloma)

"Parece que el Espíritu Santo tenía un buen trabuco en lugar de darle al pico, como siempre se ha pensado", asegura Benito Londra, investigador del CSIC

Jordi Hurtado en Gaceta de Judea: "Les vi tontear mucho en la tasca de Laurentis"