Feministas radicales boicotean el pleno de accionistas de Rabobank

El colectivo se queja de un supuesto bonus a los inversores directamente proporcional al tamaño de sus falos

Los miembros del consejo no saben cómo actuar y salen por patas